– La ciberseguridad debe entenderse como algo integral y colaborativo, formando parte de la cultura del centro. – Incluir y concienciar a todos las personas implicadas en el centro escolar, padres, profesores, personal asociado, alumnos, equipo directivo y a poder ser, a las familias.

La Ciberseguridad en los centros escolares no es algo opcional

La ciberseguridad en los centros educativos se ha convertido en un imprescindible. Todos los colegios están expuestos en internet desde el momento en el que habilitan una red wifi para sus alumnos, familias, empleados…

Además, no podemos obviar que manejan datos muy sensibles de menores de edad, algo muy deseado por los ciberdelincuentes y sextorsionadores. Prueba de ello es el aumento de ciberataques a centros educativos durante 2018-2021

Principios y estrategia de implantación de ciberseguridad

Cuando acometemos un proyecto de ciberprotección en un centro escolar debemos tener una estrategia y unos principios básicos sobre los que apoyarnos y realizar las acciones necesarias para tener el éxito en el plan a implantar.

Estos principios para tratar la ciberseguridad en centros escolares nos ayudan a tener un programa fuerte y un protocolo más sencillo de implementar, estos principios son los siguientes:

– El mejor embajador del cambio es el director del colegio. Por él debe empezar el despliegue de la ciberseguridad, no por el responsable de tecnología.

– La ciberseguridad debe estar incluida en el documento de riesgos existentes para el centro escolar.

– Priorizar los aspectos vulnerables y todos sus riesgos relacionados.

– Diferenciar entre datos, infraestructuras, dispositivos, aplicaciones y personas.

– Fortalecer la protección y cultura de ciberseguridad para todas las personas claves.

– La ciberseguridad debe entenderse como algo integral y colaborativo, y formar parte de la cultura del centro.

– Incluir y concienciar a todos las personas implicadas en el centro escolar, padres, profesores, personal asociado, alumnos, equipo directivo y a poder ser, a las familias.

– Establecer unas características de seguridad exigibles en los sistemas tecnológicos.

– Construir defensas que se adapten a los nuevos ataques y disponer de protocolos de actuación para situaciones de fallos en la seguridad.

– Planificar y resolver la comunicación ante incidentes de ciberseguridad y situaciones que sean comprometidas.

La digitalización ofrece numerosas ventajas, especialmente para la enseñanza y el aprendizaje en el ámbito educativo. La interconexión en red de diferentes emplazamientos hace más fluida la transferencia de información y conocimientos. Además, cada vez más estudiantes, profesores y empleados de la administración utilizan dispositivos electrónicos como smartphones y tablets. El acceso Wi-Fi libre en los centros educativos, ya sean universidades, escuelas técnicas o bibliotecas, es hoy en día una parte integral del aprendizaje contemporáneo. El grado de digitalización puede ser determinante para el progreso de las instituciones educativas. Los medios digitales aplicados a la docencia pueden mejorar los resultados del aprendizaje. Por todo ello, la ciberseguridad orientada a la educación debe considerarse como un aspecto esencial para escuelas y centros educativos.